Visitar el Amazonas colombiano: ¿cómo llegar y dónde alojarse?

Una de las curiosidades más atractivas de Leticia, la capital del Amazonas colombiano, es que es harto complicado llegar hasta ella por vía terrestre, debido a las malas carreteras. Esto hace que menos gente viaje hasta este lugar encantado y, además, ayuda a preservar los territorios vírgenes. Por suerte, Leticia cuenta con un pequeño aeropuerto en el que te recibirán con los brazos abiertos.

Para llegar hasta Leticia es necesario tomar un avión desde el Aeropuerto Internacional El Dorado (Bogotá). Aunque el de Leticia es internacional (Aeropuerto Internacional Vázquez Cobo), sus vuelos están muy limitados y no recibe muchos al día debido a su tamaño. Por eso es quizá más sencillo que viajes desde la capital colombiana ya que el trayecto durará apenas dos horas y podrás disfrutar de mayores comodidades. Si no te apetece volar, puedes tomar también una lancha con motor desde Tabatinga, la ciudad más cercana y a la cual puede llegarse sin necesidad de tomar un avión.

Una buena visita al Amazonas colombiano debe durar, como mínimo, de cinco a ocho a días. Solo así puedes empaparte de la belleza de la selva y la fascinante cultura de los pueblos que la habitan. ¿Dónde pasar las noches, entonces? Tienes varias alternativas, aunque la más barata e interesante es, sin ninguna duda, apuntarte a un tour por la selva.

Si has llegado hasta Leticia es porque eres una persona aventurera en la búsqueda de nuevas y fascinantes emociones. Es decir, ya nada puede pararte: decididamente necesitas dormir entre árboles. Una semana caminando, durmiendo, comiendo y respirando la jungla satisfará tus deseos viajeros hasta unos niveles insospechados… ¡aunque ten cuidado porque puede que te cause adicción!

Porque sí, en Leticia podrás encontrar hoteles de hasta 5 estrellas, pero tú no has llegado hasta la selva salvaje para alojarte en una gran habitación con cama king size y jacuzzi, ¿verdad?

Puedes continuar con la aventura también durante la noche alojándote en una maloca, lo que tradicionalmente siempre ha sido una casa comunal ancestral, o un lodge, que son complejos turísticos construidos en la selva, en los que te alojarás en una cabaña a bastante altura para evitar las inundaciones en temporada de lluvias.

Ahora bien, si lo que quieres es vivir la experiencia completa deberás contratar una ruta de varios días por la selva, como decíamos anteriormente. Estas rutas incluyen comida, actividades (como el kayaking) y alojamiento, que en ocasiones será en una maloca, en un camping, en un albergue en medio de un río e incluso sobre la copa de un árbol.

¿Se te ocurre una forma mejor de pasar tus vacaciones en el Amazonas?

Fuente: palenque-tours-colombia.com

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *